Inicio
 
  Acerca de Por Qué Biotecnología (Programa Educativo)
 
  La Biotecnología
 
  Recursos para la enseñanza de la biotecnología
 
  El Cuaderno
 
  Trabajos Prácticos
 
  Glosario de términos de biotecnología
 
  Links recomendados
 
  Cursos y capacitaciones docentes
 
  Dónde estudiar biotecnología
 
  Suscríbase a publicaciones
 
  Contáctenos
 
  facebook  
Cuaderno Nº 19  

Organismos Reguladores en Biotecnología
  La reglamentación de los OGM en los diferentes países es variada. Los países que tienen reglamentaciones para los alimentos derivados de OGM también regulan los OGM en general, teniendo en cuenta los efectos para la salud y el agroecosistema así como los temas relacionados con control y comercio (este último, es el caso de la Argentina).
En la Argentina, la aplicación de la biotecnología moderna ha determinado la creación de un sistema nacional de bioseguridad con el fin de regular la producción y liberación de OGMs al mercado. La obtención y liberación de OGM han originado preguntas acerca de los posibles efectos para la salud pública y para el agroecosistema. Por consiguiente, garantizar el cumplimiento de las regulaciones en bioseguridad es fundamental para desarrollar la biotecnología moderna en un marco de aceptación social.


Qué es la bioseguridad y cómo se evalúa

La bioseguridad se define como el conjunto de procedimientos que se adoptan con el fin de garantizar la seguridad humana, animal y ambiental, en las aplicaciones de la biotecnología.
Para evaluar la seguridad de un alimento derivado de un organismo genéticamente modificado debe primero comparárselo con el alimento más parecido que se encuentre disponible (generalmente, el alimento que deriva de su par no transgénico). Este método de evaluación establece el punto de partida de la misma y determina lo que se conoce como “equivalencia sustancial”. Se trata de una comparación pormenorizada entre ambos productos que va desde la morfología de la planta hasta la composición nutricional del producto alimenticio. Cuando los cambios en la composición del alimento son intencionados (por ej. modificación de ácidos grasos en aceites) debe estudiarse el balance nutricional exhaustivamente, sobre todo cuando se pretende que el nuevo producto reemplace al anterior.
La evaluación debe asegurar también que la modificación genética no haya provocado cambios que puedan afectar la inocuidad o el valor nutricional del alimento. Por ejemplo, si el organismo hospedador posee un determinado nivel de toxinas, como es el caso de la solanina en papa, este nivel no puede aumentar en el transgénico.
La ingeniería genética puede introducir genes cuyos productos son nuevos en la cadena alimentaria. Tal es el caso de los productos de la primera ola, destinados al mejoramiento de características agronómicas, como tolerancia a herbicidas o resistencia a insectos. En tal caso, se aplican una serie de ensayos consensuados internacionalmente, que permiten decidir si un compuesto es un alérgeno potencial o no. Este análisis se basa en ciertas características que las proteínas alergénicas tienen en común:

Son relativamente grandes (10-40 kDa)
Son resistentes a la degradación con ácido gástrico y a la digestión con enzimas digestivas
Son semejantes en su estructura a otros alérgenos conocidos
Están presentes en altas concentraciones en los alimentos
Son estables frente a los métodos comunes de procesamiento y cocción.

No existen peligros de toxicidad o alergenicidad especialmente relacionados con la presencia de material genético en los alimentos derivados de transgénicos. Los componentes de este material son el ADN y el ARN, exactamente iguales a los presentes en nuestras células y en los alimentos convencionales. Por otro lado, el material genético ingerido es degradado en su pasaje por el sistema digestivo y no hay ninguna evidencia de que algún fragmento de ADN proveniente del tracto digestivo pueda integrarse a nuestros cromosomas.
Hay cierta preocupación sobre la posibilidad de que el uso de marcadores de selección en las plantas modificadas genéticamente pudiera aumentar la resistencia a antibióticos en las poblaciones de microorganismos patógenos de humanos. Esa posibilidad es remota, comparada con el aumento de resistencia provocada por el uso de los antibióticos en la medicina. Sin embargo, se trata de desarrollar cultivos transgénicos con otros tipos de marcadores no relacionados con antibióticos.

La aprobación de los OGMs y sus derivados en Argentina

En la Argentina, para que un cultivo genéticamente modificado reciba autorización para su comercialización, debe superar previamente el análisis riguroso de cumplimiento con las normas de seguridad ambiental y alimentaria, establecidas  en Argentina por la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (MinAgri), y sus comités científicos asesores:

La Dirección de Biotecnología y la Comisión Nacional Asesora de Biotecnología Agropecuaria (CONABIA),
La Dirección de Calidad Agroalimentaria del SENASA (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria) y su Comité Técnico Asesor sobre uso de Organismos Genéticamente Modificados, y
La Dirección de Mercados Agrícolas (DiMeAgro)


EL Comité Técnico Asesor sobre uso de Organismos Genéticamente Modificados  del SENASA estudia la bioseguridad alimentaria de los cultivos o sus subproductos, la CONABIA analiza los posibles impactos ambientales del cultivo y la Dirección de Mercados Agrícolas evalúa los efectos de su comercialización. A partir de los informes que envían
estas comisiones, el MinAgri aprueba o no el nuevo cultivo modificado genéticamente.             
Ver lámina ilustrativa “Proceso de Bioseguridad Nacional".


Qué es la CONABIA y cuál es su función
La CONABIA (Comisión Nacional de Biotecnología Agropecuaria) es una comisión multidisciplinaria de expertos que asesora al Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca , justamente, en temas de bioseguridad referidas al impacto de los OVM (organismos vivos modificados) en el medio ambiente de la Argentina. Está compuesta por biólogos moleculares, genetistas, ecólogos, fisiólogos, mejoradores, microbiólogos, entre otros especialistas, provenientes tanto del sector público (Instituto Argentino de Sanidad y

Calidad Vegetal, del Servicio de Salud Animal, del Instituto Nacional de Semillas, INTA, CONICET, Universidad de Buenos Aires) como del sector privado (Asociación Argentina de Semilleros, Sociedad de Ecología, Foro Argentino de Biotecnología, etc.). Esta comisión es pionera a nivel de América Latina (data de 1991) y es respetada a nivel mundial en estos temas. Se trata de una comisión técnica que estableció las reglamentaciones que deben seguirse para liberar al medio ambiente los OVM y analiza, caso por caso, cada uno de los organismos que se desean liberar utilizando criterios científicos para el análisis y evaluación de riesgos y de las medidas para minimizar los posibles impactos.

La CONABIA supervisa todos los ensayos que se realizan en el país mediante inspecciones in situ que se repiten durante cada ensayo para comprobar que se cumplen los requisitos de bioseguridad establecidos, entre otros, la eliminación de materiales al finalizar cada prueba. El control se extiende luego por 2 o 3 años, de acuerdo con la especie de que se trate, para establecer que no haya habido "escapes". Los ensayos se realizan a escala de invernadero, de pequeña y gran escala, y de propagación pre-comercial. Las liberaciones comerciales se aprueban luego de este proceso, si los otros organismos reguladores coinciden según sus propias evaluaciones.


El SENASA controla la inocuidad de los organismos genéticamente modificados

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, tiene a su cargo analizar el cumplimiento de las normas que regulan la inocuidad alimentaria de los Organismos Genéticamente Modificados (OGM).  Como consecuencia del trabajo realizado, a través de la Dirección de Calidad Agroalimentaria (DICA) del SENASA, el proceso evaluatorio argentino, es considerado por muchos países como un sistema de excelente solidez científica.

En 1998 la Argentina aprobó la primera reglamentación para el análisis de la inocuidad alimentaria de los eventos transgénicos, siendo ésta la primera legislación en América Latina en la materia. Al año siguiente se creó el Comité Técnico Asesor de Bioseguridad Alimentaria, y en el 2002 se actualizó el marco regulatorio, adaptado a los requerimientos internacionales de análisis de riesgo.
Este sistema regulatorio se basa en principios internacionales acordados en el Codex Alimentarius, y está siendo considerado por varios países, como un avance científico de importancia en el proceso de autorización de cultivo y de consumo de los nuevos alimentos

La función de la Dirección de Mercados Agrícolas (DiMeAgro)
Son los encargados de diseñar programas de monitoreo y evaluación permanente de los mercados internos y externos de los productos agroalimentarios. Los mismos pueden ser de origen animal y vegetal y sus subproductos; evalúan su impacto en la producción, en los agentes comerciales y en la agroindustria, asegurando la difusión de información.

Es decir, por ejemplo, que si un cultivo transgénico demostró a través de las evaluaciones por el SENASA y la CONABIA que es inocuo para la salud y el medio ambiente, pero al país no le conviene su comercialización, éste cultivo no es liberado, es decir, el MinAgri no lo aprueba.


OVGMs aprobados para su comercialización en Argentina
Desde el año 1996 hasta el año 2013, en Argentina, se han autorizado para la comercialización veintisiete (28) cultivos genéticamente modificados, que involucran a los eventos maíz, soja y algodón, con características de resistencia a insectos, tolerancia a herbicidas o ambas características combinadas. La lista actualizada de eventos aprobados está disponible en el enlace:
http://www.argenbio.org/index.php?action=cultivos&opt=5

 
 

Ver cuaderno anterior

 
 
 

  Secciones de
El Cuaderno Nº19:
 
     
  Teoría  
     
  Consideraciones
Metodológicas
 
     
  Actividades  
     
  Material de consulta  
 
     
  Ediciones destacadas de "El Cuaderno"
 
El Cuaderno N° 43:
Datos de adopción y beneficios de cultivos GM 2015.2016
 
El Cuaderno N° 100:
Biotecnología, una historia...
 
 
® Copyright ArgenBio 2007 - Todos los derechos reservados - Términos y Condiciones